Seleccionar página

Diariamente debemos tomar decisiones que, en muchos casos, pueden detonar pequeños cambios en nuestras vidas, los cuales a su vez pueden causar también desajustes emocionales. Nos dificulta ver qué hacer en los desafíos porque estamos demasiado cerca de los problemas sin tener en cuenta los futuros pasos.

Desde DeCV consideramos que los objetivos SMART ayudan a definir aquellas metas alcanzables y poder acercarse poco a poco a los sueños. Asimismo, un Life Coach puede ser una buena ayuda en tu desarrollo personal, ya que puede ayudarte a encontrar claridad y guiarte hacia un camino realmente productivo.

En el día a día, existen cantidad de obligaciones y tareas a las que enfrentarnos y un Life Coach facilita la comprensión de lo que realmente quieres y te ayuda a descubrir cómo puedes conseguirlo.

El acrónimo S.M.A.R.T.identifica las características que configuran un objetivo bien planteado:

Specific (específico)

Para que un objetivo esté bien centralizado y sea específico, deben establecerse cifras y plazos de tiempo.

Measurable (medible)

Tu objetivo debe poder medirse de una forma que se pueda realizar un seguimiento de este. De esta forma, no podrá ser un objetivo general y se deberá poder fijar una fechar límite para conseguirlo. A medida que se acerca esta fecha podrás definir si se puede cumplir o si, por el contrario, se debe realizar un ajuste.

Achievable (alcanzable)

El objetivo debe ser un reto, pero ante todo debe ser realista, algo que realmente puedes alcanzar y sea posible por ti mismo y guiado con la ayuda de tu Life Coach.

Realistc (realista)

Para establecer un objetivo Smart es preciso que seas honesto contigo mismo, que sepas con qué medios cuentas y qué medios adicionales se necesitan. Es muy importante tener en cuenta los obstáculos que te encontrarás en el camino, para que llegado el caso no te lleven a echar un pie para atrás.

Time-bound (tiempo limitado)

Por último, la meta debe tener un momento concreto de realización, en un futuro y escenario deseable. Debes actuar con constancia y dedicación para conseguir tus objetivos.

Cada objetivo que te plantees de ahora en adelante comprueba que cumple con los criterios comentado anteriormente. Debemos sacar punta a las intuiciones iniciales y convertirlas, finalmente, en una meta auténticamente SMART